Un Argumento No Tan Bien Afinado

Nuestro mundo es un lugar hermoso, naturalmente hablando. Cualquiera que ha caminado el Serengeti, abrazó un árbol secoya, miró una montaña nevada desde lejos o buceó en un océano lo sabe. El mundo es un lugar increíble lleno de las «más hermosas y maravillosas formas infinitas». 

De hecho, el mundo natural puede ser tan impresionante que una persona en el temor de su propia pequeñez en medio de tal grandeza puede sentir que esta belleza debe ser intencional. Tal sensación es perfectamente normal. ¿Cómo puede uno ver la gran barrera de coral, o los garabatos multicolores en el cuerpo de un pez mandarín, o la velocidad de las alas de un colibrí, o las manchas de una jirafa, o el brillo fascinante de lava derramándose desde un volcán y no concluir que el mundo no es una inmensa y hermosa obra de arte? ¿Y una obra de arte no requiere de un artista?

Esto es lo que expresan a menudo los creyentes religiosos que encuentran el esplendor de la naturaleza.

Pero hay un problema con ver el mundo estrictamente a través de las lentes de su belleza. Como una vez observó el famoso divulgador de documentales naturalista de la BBC David Attenborough: "A veces la gente me dice '¿Por qué no admite que el colibrí, la mariposa, el ave del paraíso son prueba de un creador maravilloso?' Y yo siempre digo: 'Bueno, cuando dices eso, también tienes que pensar en un niño sentado en un banco del río en África occidental que tiene un gusano, un organismo vivo en su ojo que le está taladrando el globo ocular y volviéndolo ciego lentamente. El creador en el que crees, presumiblemente, también creó ese pequeño gusano. Ahora, yo personalmente encuentro eso difícil  de reconciliar con la idea de un creador divino y benévolo». "

Esto me trae a la mente un momento en la Universidad donde una chica de la Hermandad de mujeres cristianas que una vez conocí (y que estaba un poco alegre) me preguntó: «¿Cómo podés ver una bonita puesta de sol y decirme que Dios no existe?» Y mi respuesta, después de unos momentos de silencio mirando a la Gwyneth Paltrow de la teología, fué: "Porque cada día ese sol se pone sobre un niño hambriento, un adolescente muerto en un accidente de automóvil, una casa incendiándose, una mujer maltratada y una persona con cáncer terminal. Y todos los días, mientras vos seguís fascinada por una 'bonita puesta de sol', miles de millones de otros soles similares en el universo parpadean y mueren. Así es cómo puedo decirte que Dios no existe". Nunca más me volvió a hablar.

_____

Como ocurre con cada idea, algunas expresiones de la misma opinión son más sofisticadas que otras. Lo mejor que podía ofrecer la chica de la Hermandad de mujeres en defensa de su creencia de que el mundo y el universo fueron hechos intencionalmente era una bonita puesta de sol. Pero otros creyentes religiosos han ofrecido argumentos mucho más detallados, como el argumento preciso ofrecido por el Discovery Institute (y muchos, muchos apologistas cristianos antes que ellos):

En primer lugar, si la explosión inicial del big bang ha diferido en fuerza por tan poco como 1 en 1060, el universo habría colapsado rápidamente en sí mismo o se habría expandido demasiado rápido para que se formen las estrellas. En cualquier caso, la vida sería imposible. En segundo lugar, los cálculos indican que si la enorme fuerza nuclear, la fuerza que une a los protones y neutrones en un átomo, hubieran sido más fuertes o más débiles por tan poco como un 5%, la vida sería imposible. En tercer lugar, los cálculos de Brandon Carter muestran que si la gravedad hubiese sido más fuerte o más débil como 1 en 10 a una potencia de 40, entonces, las estrellas que prolongan la vida, como el sol, no podrían existir. Esto muy probablemente haría la vida imposible. En cuarto lugar, si el neutrón no fuera 1.001 veces la masa del protón, todos los protones habrían decaído en neutrones o todos los neutrones habrían decaído en protones, y así la vida no sería posible. En quinto lugar, si la fuerza electromagnética fuera ligeramente más fuerte o más débil, la vida sería imposible, por una variedad de razones diferentes.

Con imaginación, uno podría pensar acerca de cada instancia de precisión como un dial de radio: a menos que todos los diales sean exactamente correctos, la vida sería imposible. O, uno podría pensar las condiciones iniciales del universo y los parámetros fundamentales de la física como una diana de dardos que llenan toda la galaxia, y las condiciones necesarias para que exista la vida como el pequeño objetivo: a menos que el dardo de en el blanco, la vida sería imposible. El hecho de que los diales estén establecidos perfectamente o el dardo haya dado en el blanco, sugiere que alguien estableció los diales o acertó el dardo, pues parece enormemente improbable que tal coincidencia pudiera haber sucedido por casualidad.

Por supuesto, lo que se supone que debemos concluir de esto es que, debido a que las condiciones en el universo están "tan bien afinadas" para que exista, debe haber un creador/diseñador/Dios.

Pero, respetuosamente, este no es el "¡te atrapé!" que las personas religiosas piensan que es.

Sí, los cálculos son todos correctos. Si la fuerza del big bang hubiera diferido ligeramente, el universo habría colapsado en sí mismo o se habría expandido demasiado rápido. Si la fuerza nuclear que une protones y neutrones entre sí hubiera sido más fuerte o más débil en un 5%, la vida no hubiese ocurrido. Si la fuerza de la gravedad fuese alterada en lo más mínimo, no habría estrellas o galaxias. El problema con el argumento no son los cálculos. Los cálculos son todos correctos. El problema con el argumento es que comienza con la presuposición de que la vida fue el objetivo del desarrollo del universo y asume que tanto el naturalismo como el teísmo operan desde esa misma suposición cuando intentan explicar el universo. Si este fuera el caso, el naturalismo se vería bastante tonto. Pero así es la cosa... el naturalismo no sostiene que la vida fue el objetivo del desarrollo del universo. Más bien, la vida fue un mero producto subyacente que ocurrió por la forma en que el universo se desarrolló.

¿Ves la diferencia y cuán “tan bien afinado” lo hace al argumento?

En otras palabras, mientras que el teísta considera que la gravedad es lo suficientemente fuerte como para que se desarrollen las estrellas y galaxias, y dice "¡Mirá! ¡La gravedad tenía que "afinarse" para ser la fuerza que es, para que haya estrellas y galaxias para que la vida pueda comenzar!", el naturalista respondería bastante razonablemente "No, la fuerza de la gravedad simplemente se convirtió en lo que es y como resultado se formaron galaxias y estrellas y, por eso, la vida eventualmente sucedió".

En pocas palabras, el teísmo habla del Efecto como si fuera la "razón para" (o el "propósito de") que la Causa se desarrollara de la manera en que lo hizo, donde el naturalista simplemente dice que el Efecto sucedió porque la Causa se desarrolló como lo hizo.

Entonces, cuando alguien me dice que las probabilidades de que las cosas en el universo se desarrollen "simplemente bien" para que la vida comience son mínimas sin un creador, mi respuesta es simplemente que sin un creador no hay "probabilidades" y no existe "simplemente bien". Porque la vida no es un resultado predeterminado si no hay nadie al comienzo del universo para tomar esa determinación. Es solo un producto subyacente de muchos productos subyacentes que son el resultado de un proceso aleatorio, y solo estamos "condicionados" para ver la vida como algo intrínsecamente único y especial porque es esencial para nuestra existencia.

Y esa es mi principal refutación del argumento "bien afinado".

Por supuesto, hay otras formas de refutar el argumento "bien afinado". Por ejemplo, el hecho de que quienes defienden el perfeccionamiento del universo para la vida solo consideran el universo tal como es en el momento presente. Considerá los primeros 2 mil millones de años de la vida de nuestra tierra, cuando era simplemente una bola caliente de gas volcánico sin atmósfera y ciertamente no acogedora para ninguna forma de vida (un período conocido como Eón Arcaico y Eón Hádico). O tené más en cuenta el hecho de que un asteroide podría acabar con la vida en nuestro planeta en cualquier momento (¿los "afinadores" alguna vez se preguntaron cómo un creador logró la fuerza nuclear que une protones y neutrones "simplemente bien", pero en el curso de su creación no pensó cosas como que los asteroides serían un problema?)

____

Vos podrías estar pensando en este momento, "¿Y qué? Quiero decir, ¿por qué gastar tiempo refutando el argumento de 'bien afinado'? ¿Qué estás intentando lograr?" Y, de hecho, esta es una muy buena pregunta, porque creo que tanto vos como yo sabemos que, incluso si los creyentes en Dios reconocieran que el argumento de "afinar" es basura, seguirían creyendo en Dios, del mismo modo que los ateos seguirían encontrando una manera de no creer, pretendiendo por un momento que el argumento es más fuerte de lo que es. Ambos campos están típicamente atrincherados con bastante firmeza (y ciertamente no soy un observador neutral de esto, como probablemente te has dado cuenta).

Por lo tanto, mi objetivo principal para enfrentarme al argumento "bien afinado" no ha sido persuadir a las personas religiosas para que dejen de ser religiosas. Incluso durante mi breve intercambio (y ciertamente algo grosero) con la jovencita de la hermandad cristiana, para volver a ese momento por última vez, no consideré ni por un momento que mi respuesta a su desafío del "ocaso" cambiaría su mente tanto como hacer que ella quiera abofetearme. Encuentro que, cuando se trata de convicciones profundas, mientras que los buenos argumentos hacen mucho, nada cambiará a la persona, excepto la persona misma.

Mi objetivo, más bien, en desarmar el argumento de "bien afinado" es finalmente persuadir a los creyentes de que las concepciones seculares del universo pueden ser tan inspiradoras (y en mi opinión muy asombrosas) como la creencia de que el universo fue planeado con nosotros en mente (y no sentía que realmente podía plantear esto si hubiera dejado el argumento de "bien afinado" en su lugar). Para mí, el accidente de la vida es realmente más sorprendente de una manera positiva que su supuesta creación. Porque las cosas hermosas suceden por accidente todo el tiempo y, a veces, eso suma a la belleza.

Hay una analogía que me viene a la mente que, para mí, ilustra este punto: dos desconocidos se encuentran en un negocio y, debido a alguna circunstancia, entablan una conversación al pagar y descubren que ambos se sienten intensamente atraídos. Intercambian números y eventualmente terminan convirtiéndose en pareja. Años más tarde, esta pareja podría mirar hacia atrás y pensar con terror sobre cuán diferentes habrían sido sus vidas si el hombre hubiera decidido que no necesitaba leche ese día o si la mujer hubiera elegido no ir a buscar huevos.

Lo que hace que una situación como esta sea tan gratamente fascinante como lo es, es que no hay ningún plan involucrado. Gran parte de nuestras vidas, incluidos nuestros romances, carreras, intereses y gustos adquiridos, es el resultado de desventuras, desvíos, accidentes, cambios repentinos del corazón, "estar en el lugar correcto", y una suerte tonta en lugar de una orquestación deliberada.

El hombre y la mujer seculares miran la naturaleza y el universo de la misma manera. Que todo desde el Amazonas hasta el cosmos es impresionante en su belleza, resiliencia, tranquilidad, o incluso en su frecuente violencia y barbarie, y se acentúa aún más para nosotros por la percepción de que es el único resultado que sucedió entre los muchos otros resultados, y mucho más tristes, que no sucedieron.

Para concluir, las mejores cosas de la vida, desde tu primera degustación de limón y tu primer beso, hasta la primera vez que vives por tu cuenta y la primera vez que sales con el sexo opuesto, y todo lo demás, como la buena música, la buena comida , la buena bebida, los buenos amigos, el buen arte, los buenos viajes, los buenos aromas, incluso los momentos de tristeza y desamor, adquieren mucha más dulzura cuando considerás el hecho de que no se "suponía" que eso sucediera en absoluto y que las cosas podrían haber pasado de manera diferente.

Cuando reconocemos que la existencia es una maravillosa, maravillosa casualidad de una en un millón, en ese momento también nos damos cuenta de por qué es un placer. Propongo un giro de la Apuesta de Pascal: no puedo estar seguro, o casi seguro, de que hay una vida esperándome después de esta; y mucho menos una donde las calles "estén pavimentadas con oro" (según Apocalipsis 21:21) o "no tiene nombre" (según Bono). Pero de lo que puedo estar 100% seguro es de la vida que estoy viviendo en este momento. Por lo tanto, parece que es un desperdicio colosal si sigo las restricciones de cualquier religión (cientos de ellas) que afirman conocer perfectamente la voluntad de un creador no probado. La mejor apuesta parece ser aprovechar al máximo la vida al disfrutarla. Para tomar grandes riesgos, expresar mi opinión con honestidad, buscar sabiduría y oportunidades para viajar, tomate el tiempo para el humor y otros placeres, y amá como si no hubiese vida después de esta.

Como dijo Phil Zuckerman en su libro Living The Secular Life:

Esta bola mayormente húmeda llena de perdices, colas de caballo y pobreza está flotando en el espacio entre otras mil millones de bolas, y hay galaxias girando y hay un universo en expansión que, en realidad, puede ser una peca en la cúspide de algo que incluso ni siquiera podemos concebir, en medio de una sopa interminable cada vez más insondable. Y encuentro que tal situación es completa, manifiestamente y psicodelicamente asombrosa, y mucho más escalofriante que cualquier historia que haya leído en la Biblia, el Corán, los Vedas, los Upanishads, Dianética, la Doctrina y Convenios, o el Libro Tibetano De Los Muertos. Así que, olé esa cartera de mandarinas, martillá ágilmente un dulcimer, desplumá un pollo, escuchá tu conciencia, dominá un nuevo algoritmo, caminá al trabajo o hacé dedo. Porque estamos aquí. Y nunca, nunca sabremos por qué ni exactamente cómo sucedió todo esto. Esa es la situación. Aceptalo. Dejá el misterio como está.

Screen Shot 2018-02-13 at 6.03.48 PM.png
88x31.png